Lo último

Sillas que hicieron historia

La silla LC1, diseñada en 1928 por Le Corbusier en colaboración con Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand, editada actualmente por Cassina

0

1928. LC1

Le Corbusier, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand
Versiones actuales: Cassina
LC1
LC1 UAM
LC1 Pampas

La silla LC1, inspirada en las sillas de los oficiales británicos, fue diseñada en 1928 por el diseñador y arquitecto Le Corbusier en colaboración con Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand,  un diseño que a pesar de sus líneas rectas se caracteriza por su confort y comodidad.

Su principal característica es su respaldo basculante que permite al usuario elegir la postura más cómoda para su descanso. Su diseño se basa en las sillas plegables de madera de la época colonial del Imperio Británico.

Esta formada por una estructura tubular en acero cromado pulido o barnizada en negro mate, con el asiento, el respaldo y los reposabrazos en piel con pelo o en cuero.

Editada actualmente por Cassina

En la actualidad se pueden encontrar gran cantidad de imitaciones de esta silla, pero es la firma italiana Cassina la empresa que tiene los derechos exclusivos para reproducir internacionalmente los muebles Le Corbusier.

Le Corbusier, Pierre Jeanneret, Charlotte Perriand

En 1922, Le Corbusier comenzó a trabajar en París, en el estudio con su primo Pierre Jeanneret, con el que compartió proyectos de investigación y criterios de diseño en una relación profesional profunda y duradera. En octubre de 1927, deciden recurrir a la contribución de una joven arquitecta que había comenzado a forjarse una reputación en la escena arquitectónica de la época: Charlotte Perriand. Su colaboración duró hasta 1937 siendo muy fructífera, especialmente en el campo del diseño de mobiliario. Los diseños resultantes son de gran valor intelectual y éxito comercial considerables.

LC1 Uam

Esta versión de la silla LC1 se mostró en 1930 en la primera exposición del Sindicato de Artistas Modernos, demostrando cómo las piezas de mobiliario presentadas el año anterior en el Salon d’Automne se podían realizar utilizando la más amplia variedad de tapicerías. En este caso, el detalle añadido es un ribete de piel fina elaborado conforme a la más cuidada técnica de guarnicionería, la cual inspiró las colecciones de alta costura ya en los años 30.

LC1 Pampas

El sillón pequeño LC1 Pampas de ediciones limitadas y la chaise longue LC4 Pampas de Le Corbusier, Jeanneret, Perriand (cada una disponible en 400 piezas numeradas), son un homenaje a los viajes de Le Corbusier y Charlotte Perriand en América del Sur, donde tuvieron un fuerte contacto. con los círculos artísticos y culturales locales, fructíferos para el desarrollo del Movimiento Moderno. La tapicería de los modelos está hecha de pieles preciosas de alta calidad de América del Sur que tienen un patrón atigrado muy característico que hace que cada pieza sea completamente única.

Fuente: Cassina.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*