Lo último

Sillas que hicieron historia

La popular silla Barcelona fue diseñada en 1929 por Mies van der Rohe y actualmente editada por Knoll

0

1929. Silla Barcelona

Mies van der Rohe
Versión actual: Knoll

La Silla Barcelona, uno de los objetos más reconocidos del siglo pasado, y un icono del movimiento moderno,  irradia una elegancia simple que personifica la máxima más famosa de Mies van der Rohe: “menos es más“. Cada pieza de esta silla es un tributo al matrimonio perfecto del diseño moderno y la artesanía excepcional.

La silla Barcelona fue diseñada por Mies van der Rohe con la colaboración de su socia y compañera, la diseñadora Lilly Reich para el Pabellón alemán en la Exposición Internacional de Barcelona del año 1929. El diseño se desarrolló en una época de reconstrucción tras la Primera Guerra Mundial. Los diseñadores que prepararon el pabellón alemán tuvieron la responsabilidad de mostrar el resurgir de la cultura alemana.

Los diseñadores, arquitectos y artistas de aquella época supieron aprovechar las nuevas tecnologías y los nuevos materiales desarrollados durante la guerra. En este sentido, el diseño de la silla supone una propuesta de vanguardia para el uso doméstico.

La estructura del mobiliario estaba realizada originalmente en acero inoxidable pulido, mientras que las superficies del asiento y el respaldo fueron hechas de cuero de piel de cerdo. Más tarde, en 1950 se hicieron ajustes al diseño para su producción a gran escala.

Las proporciones armoniosas y la forma elegante convirtieron a la silla Barcelona casi en un objeto escultural digno de galería de exposición. Su forma está basada en la sella curulis, un tipo de silla usada por los magistrados romanos. La unión a la vista del bastidor estructural y de los amortiguadores del asiento como componentes separados, y el uso de materiales tradicionales y modernos, ajustándolos a su propósito funcional, se adaptan perfectamente a la concepción que tenía Mies del estilo internacional.

La silla Barcelona, que sigue siendo muy popular, la fabrica actualmente Knoll, bajo la licencia comprada a Mies van der Rohe en 1953. Knoll destina una parte de la venta de sus objetos fabricados con diseño de Mies van der Rohe al Museo de Arte Moderno en Alemania.

La silla Barcelona se tapiza con 40 paneles individuales que se cortan, se sueldan a mano y se insertan, también a mano, con botones de cuero producidos con piel de vaca. Los cojines son de espuma de poliuretano de alta calidad y alta elasticidad con relleno de fibra de poliéster de dacrón en forma de plumón. Las correas de la tapicería son de cuero. Los lados se tiñen para que coincidan con el color de tapicería. Se utilizan 17 correas para el soporte del cojín. El marco está cromado y pulido a mano para un acabado espejo. Correas de tapicería unidas con remaches de aluminio El logotipo de KnollStudio y la firma de Ludwig Mies van der Rohe están estampados en la pata de la silla Barcelona.

Mies van der Rohe

Ludwig Mies van der Rohe (Aquisgrán, Reino de Prusia, 1886 – Chicago, Illinois, 1969)​ fue un arquitecto y diseñador industrial germano-estadounidense. Junto a Walter Gropius, Frank Lloyd Wright y Le Corbusier es ampliamente reconocido como uno de los pioneros de la arquitectura moderna.

Arquitecto innovador en Alemania durante la República de Weimar, fue el último director de la Bauhaus, una escuela de arte y arquitectura germen de la arquitectura moderna. Con el ascenso del nazismo al poder, que se oponía frontalmente a la modernidad que esta escuela representaba, se ordenó su cierre, y Mies emigró a Estados Unidos. Allí aceptó el puesto de director de la escuela de arquitectura del Instituto de Tecnología de Illinois en Chicago.

Mies buscó establecer un nuevo estilo arquitectónico que pudiera representar a los tiempos modernos como ya hicieron el clasicismo y el gótico por sus respectivas épocas. Así, creó una influyente arquitectura propia del siglo XX, expuesta con extrema claridad y sencillez. Sus proyectos de madurez usan materiales modernos como acero industrial y grandes láminas de vidrio para definir espacios interiores. Persiguió una arquitectura con estructuras mínimas destinada a crear espacios abiertos que fluyen sin obstáculos. Se refería a sus obras como arquitectura de «piel y huesos». Dejó como legado unos nuevos cánones arquitectónicos que expresan el espíritu de la era moderna y a menudo se le asocia con la cita de dos aforismos: «menos es más» y «Dios está en los detalles».

Fuente: Wikipedia. Knoll.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*