Lo último

Sillas que hicieron historia

Ábaton y Batavia desarrollan un proyecto de reforma e interiorismo en un duplex de la madrileña calle de Ayala potenciando espacios abiertos con luz natural

0

 

Ábaton

Ciudad Real, 28
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
T. 91 352 16 16
info@abaton.es
abaton.es

Batavia

Mejía Lequerica 2
28004 Madrid
T. 91 594 22 33
info@batavia.es
batavia.es

En este proyecto, desarrollado por el Estudio de Arquitectura Ábaton en colaboración con Batavia se ha buscado liberar la compartimentación que comprimía la vivienda original.

La planta alta se diseña en forma de abanico tomando como centro la escalera, reduciéndose así al mínimo la zona de distribuidor.

En la planta baja, se reducen los límites al máximo permitiendo que casi toda la planta se perciba desde el espacio de la entrada. Ésta se extiende hacia el salón y comedor sólo interrumpida por un pilar reducido al mínimo dejándolo visto.

La cocina, prolongación de esa entrada mediante una puerta corredera que desaparece, se concibe como un espacio de estar, además de su función habitual. Para ello los materiales juegan un papel fundamental. El suelo y hornacina de madera de roble, la isla y los muebles blancos, el ventanal, consiguen la sensación de que pueda ser utilizada como una habitación más de la vivienda.

El elemento de la escalera, eje del proyecto y de la distribución de la vivienda, se comprime mediante una formalización de caracol consiguiendo liberar el espacio de la entrada, que antes invadía. Se constituye por dos elementos: un bloque macizo continuo con el suelo, que se encastra en la esquina de la planta baja, contenedor de instalaciones y almacenamiento, y un elemento muy ligero, de chapa, en el último tramo.

Los espacios de servicio, aseo, lavadero y trastero, se relegan a la zona más oscura de la vivienda, ocultándolos con un panelado en la entrada y consiguiendo que la percepción sea la de armarios.

La luz es una característica esencial de la vivienda existente manteniéndose en su remodelación y dejando casi todos los espacios con luz natural, incluso los que no están vinculados a la fachada.

Sofá tapizado en lino beige diseño de Piero Lissoni de Living Divani. Mesa de café mármol y madera, diseño de los Eames de Vitra.  Jarrones de colores diseño de Benjamin Hubert de Bitossi. Butacas de acero y madera tapizadas de Prostoria. Fotografías de la serie Oia de Belén Imaz.

Lámparas beat diseño de Tom Dixon. Frutero de raíz de teca irregular de 1 sola pieza de Batavia.

Pareja de pájaros de cerámica diseño de Aldo Londi de 1953 de Bitossi. Alfombra kilim diseñada por Sybilla de Nani Marquina.

Arquitectura y construcción: Ábaton.
Diseño de Interiores: Batavia.
Fotografía: © Belén Imaz.

Ábaton

Ábaton nace como Estudio de Arquitectura en 1998 con Camino Alonso, Ignacio Lechón y Carlos Alonso. Su método de trabajo se basa en tres pilares. El primero es la conexión con el cliente. No se trata sólo de conocer sus necesidades de programa para la vivienda sino, también, de aproximarse a su parte emocional. Entender aquellas cosas que le producen disfrute, el mundo de emociones que le hace vibrar…etc. El segundo está relacionado con potenciar la creatividad, pero poniendo límites. Los arquitectos que trabajan o colaboran con Ábaton son conscientes de que detrás de sus proyectos hay un lenguaje común que responde a unos principios. Algunos son explícitos, como el de potenciar la luz natural y el contacto con el exterior, la minimización de espacios residuales, o hacer que su arquitectura tenga conciencia ecológica; y también hay otros principios que se desprenden de ver y entender proyectos anteriores. Esta parte está más relacionada con lo emocional y lo no tangible.

Aunque en todo este proceso están presentes criterios de sostenibilidad, funcionalidad, mantenimiento, viabilidad técnica, etc., intentan que sean un filtro final para que no condicionen las posibilidades del proyecto desde el inicio.

El hecho de tener un equipo de construcción hace que los detalles constructivos sean consensuados desde el inicio con los técnicos que los van a ejecutar, de manera que puedan contener costes al tiempo que contar desde el inicio con la mejor solución técnica y estética. La colaboración con Batavia como socio en interiorismo es esencial en la fase final. Es en ese momento donde se hacen ajustes finos para que el resultado sea lo que hoy se reconoce como una casa Ábaton.

Ábaton está desarrollando procesos de trabajo más eficientes para afrontar retos mayores en la expansión internacional del Estudio.
Fuente: Ábaton.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*