Lo último

Un dúplex frente a las playas del Sardinero, nuevo proyecto de diseño interior de la arquitecta María Marcos Calvo

0

Estudio Latt

María Marcos Calvo
+34 660 73 68 08
arquitectura@estudiolatt.com
página en houzz

La situación privilegiada de esta vivienda frente a las playas del Sardinero, junto a las sugerentes vistas del Cantábrico que ofrecen sus grandes ventanales, han determinado la propuesta de diseño interior que ha desarrollado la arquitecta María Marcos Calvo.

Las estancias de la vivencia, resueltas en espacios abiertos y continuos, se caracterizan por la permanente presencia de un paisaje único en colores, formas y movimiento.

El mobiliario, la luz y sus gamas cromáticas se han elegido a partir de la experiencia de la observación de la influencia del exterior en los espacios interiores. Todos los elementos pretenden integrarse en una continuidad visual con el paisaje, con formas orgánicas, colores naturales y texturas diversas mimetizándose con la naturaleza del exterior.

La estructura de la iluminación sigue las mismas reglas de diseño, compuesta de fuentes de luz dispares en forma y luminancia, consiguiendo enfatizar y prolongar al interior la cambiante luz natural que experimenta el edificio.

Los elementos de la composición decorativa comparten una misma línea de diseño basada en la intención de integrarse en un espacio fluido en el que el protagonista es el propio espacio. Las formas orgánicas de todos los elementos en combinación con el uso de materiales ligeros, colores empastados en tonos suaves y fuentes de luz diversas establecen un diálogo intencionado y perceptible por el usuario.

Se han buscado piezas de diseño atemporal con un carácter propio pero que, puestas en común, mantienen un perfecto diálogo. El diseño incluye intervenciones más rotundas que introducen el acento necesario para marcar los diferentes ambientes dentro del todo.

Proyecto terminado : 2017
Ubicación: Santander
Arquitectos: María Marcos Calvo
Superficie: 220 m ²
Terraza solárium: 26.30 m²

Fuente: María Marcos Calvo.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*