Lo último

Nuevas esculturas lámpara Ginkgo y Coral Reef, inspiradas en la naturaleza, diseñadas por Verónica Mar

0

Ginkgo

Ginkgo, la nueva creación de la diseñadora y artista Verónica Mar es una lámpara escultura única, tipo chandelier, inspirada en las hojas doradas del árbol Ginkgo Biloba, un árbol sagrado que simboliza las energías Yin Yang. Es el árbol más longevo del planeta, en otoño sus verdes hojas se convierten en amarillo dorado. Ese color fue el que inspiró a Verónica a crear esta pieza única Ginkgo Chandelier.

Para crear una lámpara Ginkgo, Verónica elige de su árbol Ginkgo las ramas más adecuadas para fundir directamente. De la primera creación se hicieron 5 tipos de hojas en molde. La lámpara Ginkgo está realizada en latón fundido, utilizando la técnica a la cera perdida, una de las técnicas de fundición más antiguas del mundo y la misma que se usa para hacer joyería. Se puede decir que esta lámpara es una Joya.

Las ramas de la lámpara están fundidas directamente. Al salir de la fundición, hojas y ramas se limpian de la escayola utilizada en la misma, y se lijan una a una, cortando las entradas de metal “bebederos”. Hojas y ramas se sueldan pacientemente bajo la supervisión de Verónica, hasta crear la pieza única.

El chandelier está cuidadosamente realizado pensado para que sea una iluminación ambiental cálida. También se puede regular la intensidad de la luz, y la sombra que crea la lámpara te da la sensación de estar bajo un árbol real. Ginkgo Chandelier se puede crear en cualquier tamaño y también para pared, en bronce o aluminio. Siempre siendo una pieza única.

En este vídeo puede verse el proceso de creación de Gingko.

Gingko Chandelier By Veronica Mar from Veronica Mar on Vimeo.

Coral Reef

Coral Reef, una escultura de 5 metros de longitud, es una pieza única, con iluminación ambiental, para pared, creada en latón, fue creada para la recepción del Hotel Barceló 4* de Portinatx, Ibiza.

Los arrecifes de corales eran unas de las plantas que más abundaban en las playas ibicencas. Esta lámpara escultura, nos hace conscientes de esa abundancia que puede regenerarse si cuidamos con consciencia, el maravilloso paisaje y las playas paradisíacas de la Isla de Ibiza.

Creadora incansable, Verónica está especializada en la materialización de piezas inspiradas en la naturaleza, y en este caso “copia directa de la naturaleza ya que es siempre una forma perfecta y bella” según Verónica.

Verónica Mar es una enamorada de los procesos de producción artesanales, y aquí podemos ver una de las últimas piezas monumentales de la artista, en Ibiza.

Verónica Martínez

Veronica Martínez Guerrero nació en Granada. Es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y Licenciada en Diseño de Interiores por la Escuela Eina de Barcelona. Ha recibido varios premios internacionales (Miami 2015, Portugal 2012, Londres 2011, Madrid 2010, Barcelona 2006). Entre las colecciones más destacadas destacan sus piezas Autumn Leaf, premio internacional en 2012 y 2015, su banco S-Sculpture , premio internacional en 2011 y su interiorismo Jardín de Sueños, en Casa Decor Madrid 2012.

Así define Verónica su trabajo:

“Mi investigación tiene como objetivo encontrar un equilibrio entre el volumen, la forma y el espacio subrayando el vacío en lugar de la masa. Inspirada por Brancusi, yo también busco continuamente la esencia de la vida a través de líneas y formas orgánicas. Estas formas orgánicas dibujan el aire como una caligrafía etérea sutilmente jugando con la textura, el color y los siempre cambiantes reflejos causados por la luz. La combinación de materiales clásicos y vanguardistas, como el acero, el latón, el aluminio o el Krion (piedra acrílica) y fibra de carbono me permiten articular las piezas  en espacios interiores y exteriores con diferentes niveles de intimidad.

Mis esculturas son como una espiral: se mueven hacia arriba, lo que sugiere tanto el crecimiento físico y mental y las ideas de pureza y ascetismo a través de una mínima presencia objetiva. Y en este sentido, la interacción con el espectador es importante a medida que se convierte en parte de la escultura y se involucra en un desafiante diálogo introspectivo en el que puede reconocerse a sí mismo.

Siempre me he sentido atraída por la monumentalidad de Anish Kappor, el esencialismo de Donald Judd y las instalaciones atmosféricas de James Turrell. Todos ellos sirvieron de inspiración para articular una dialéctica de lo eterno y lo efímero, vacío y lleno, luz y oscuridad …

Siento que mi obra de arte es una metáfora que inspira la reflexión del individuo y su búsqueda de la libertad, la emancipación y la auto-realización.”

Fuente: Verónica Mar.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*