Lo último

Hill House, la silla creada por Charles R. Mackintosh, inspirada en la gráfica abstracta del diseño japonés

0

1904. Hill House

Charles R. Mackintosh.
versión actual: Cassina.

La silla Hill House, diseñada por Charles R. Mackintosh, con respaldo en forma de escalera, combina ideales figurativos y simbólicos con una geometría lineal, sin duda inspirada en la gráfica abstracta del diseño japonés. Es más que una mera silla, ilustra la articulación del espacio de Charles R. Mackintosh con su alto respaldo y filas de barras horizontales que terminan en una rejilla: con listones y varas rectas entrecruzadas para crear una estructura resistente.

Su versión actual, editada por Cassina, tiene estructura de madera de fresno teñida de negro. Asiento tapizado en tejido especial, verde o rosa.

Charles Rennie Mackintosh

Charles Rennie Mackintosh nació en Glasgow en 1868 y murió en Londres el 10 de diciembre de 1928. Su personalidad caracteriza el periodo inmediatamente previo al Modernismo. Su nombre está principalmente vinculado al diseño por la Escuela de Arte de Glasgow: fue el impulsor y el mayor exponente del grupo conocido como la “Glasgow School” y se distinguió fundamentalmente porque recuperó los valores más auténticos del lenguaje escocés y del gusto neogótico.

El grupo, también denominado “the School of Ghosts” (la Escuela de Fantasmas), fue conocido en toda Europa –en Lieja en 1895, Londres en 1896, Viena en 1900, Turín en 1902, Moscú en 1903, Budapest, etc. Aparte de la Escuela de Arte, sus trabajos más interesantes son indudablemente: la casa “Windyhill” en Kilmacolm (1900), la “Hill House” en Helensburgh (1902-3), la reforma de la casa Derngate en Northampton (1916-20) y el trabajo decorativo en los salones de té de Miss Cranston en Glasgow. Entre el mobiliario de sus interiores decorativos destaca, por encima de todo, la silla –un objeto al que se le dedica una atención especial en la colección “Cassina I Maestri”– que representa el punto de conexión para una acción espacial coordinada.

En él, el factor de control de la composición siempre se resuelve, a veces articulado en formas delicadas y fluidas, otras en formas marcadamente geométricas.

Fuentes: Anatxu Zabalbeascoa. Chairs.Historia de la silla. Cassina.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*