Lo último

Blanca Fabré diseña el espacio y el mobiliario de una vivienda en Madrid, creando un nuevo estilo elegante y sofisticado

0

Blanca Fabré

San Mateo 9, 1º Izq.
28006 Madrid
+34 91 429 96 75
+34 636 50 85 60
info@blancafabre.com
blancafabre.com

El punto de partida fue un piso antiguo muy compartimentado en la madrileña calle Ibiza. La interiorista y diseñadora Blanca Fabré realizó una reforma completa para transformarlo en una vivienda de estilo comtemporáneo con espacios abiertos dotados de movimiento gracias a un tratamiento de los techos a diferentes alturas.

La vivienda incluye salón, un espacio que comparten el comedor y la cocina, separados por unos paneles correderos de acero y cristal para poder independizarlos cuando se desee, y 2 dormitorios en suite con vestidor y baño.

La interiorista desarrolla en su intervención varias paletas de colores que componen un mismo estilo elegante y sofisticado. En el comedor-cocina y en el hall son el blanco y el negro quienes dibujan espacios compuestos por suelos de mármol blanco tassos y negro marquina con elementos geométricos y muebles diseñados a la medida en estos colores. En el salón son los tonos ocres combinados con el blanco roto,  la madera de roble del pavimento y el color granate de las cortinas quienes definen un espacio cálido y acogedor que inluye igualmente mobiliario creado a la medida.

Diseño del mobiliario

Todo el mobiliario de la vivienda fue diseñado por Blanca Fabré y fabricado por sus colaboradores, lo que demuestra su versatilidad y estilo creativo.

En el hall, consola de madera de roble negro con aplicaciones de latón y tapa de mármol macael y banqueta en aspa de latón con asiento en cuero color blanco.
En la cocina,  muebles de cocina en laca blanca con encimera de granito negro, taburetes de acero tapizados con tela de neopreno color gris, lámparas de techo en madera de roble teñida en negro y cuadro con pigmentos naturales en tonos azul eléctrico del artista Fernando Fabré.
En el comedor, mesa de madera lacada en negro brillo, sillas tapizadas en franela con dibujo de Dedar y lámpara de techo compuesta por bolas de cristal.
En el salón, librerías hechas a medida de roble teñido en gris con baldas lacadas en brillo color hueso y espejo ahumado en la parte superior. El cuerpo central de la librería incluye chimenea de gas y en la parte superior se encuentra el televisor tapado por una guillotina motorizada, este frente va recubierto por cristales lacobel lacados en 3 tonos, topo, crema y gris hielo. Cortinas de terciopelo granate, mesa lacada en color hueso y butaca antigua de los años 50 en hierro y ante marrón.
En el bar, mueble bar a medida con puertas escamoteables con interior lacado en rojo, sobre en granito negro y sujeta botellas de acero inoxidable, mesa auxiliar en laca negra y latón, lámpara de los años 70 con pie en cristal de roca y pantalla de seda natural, puff con animal print de pelo de cebra.
En el vestidor, vestidor a medida en madera de nogal natural al aceite con led perimetral.
En los baños, con suelo y paredes de coralina (piedra caliza dominicana muy parecida al travertino)  mueble color crema con encimera en piedra negra.
En dormitorio, cabecero tapizado en cuero marcado y en el centro en franela color beige, cortinas de seda con dibujo abstracto bordado, almohadones y colcha en seda y manta de lana color gris carbón.

Blanca Fabré

Nació en Barcelona, estudió en la escuela de diseño Elisava de Barcelona donde se graduó en Arquitectura Interior y Diseño. Después de trabajar para varios con reconocidos arquitectos y diseñadores como Patricia Sanchiz y Pascua Ortega estableció su propio estudio, en Madrid en 2012.
El estudio ha participado en el diseño de proyectos únicos para varios clientes internacionales en Barcelona, Riyadh, Palma de Mallorca y Londres entre otros.
Blanca Fabré dice “Me encanta mezclar diferentes conceptos, estilos, materiales, colores e ideas para crear espacios únicos con fuerte carácter y un acabado singular. Yo diría que mi trabajo se define por una combinación de elementos clásicos y contemporáneos. Mi objetivo es crear espacios que puedan estar vigentes dentro de treinta años”
Su arquitectura está en constante evolución dentro de lo que ella describe como su propio desarrollo del proceso creativo. Su trabajo no puede ser identificado con un estilo o tendencia específica aunque ella reconoce que todos sus proyectos comparten dos características básicas, una importante presencia arquitectónica y un fuerte énfasis en la decoración. El resultado de su trabajo puede describirse como elegante, sofisticado y actual.

Fotos cedidas por Blanca Fabré

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*